Como es práctica habitual, tras el acto de cesión del desfibrilador se ha realizado un taller informativo sobre Soporte Vital Básico y uso de desfibrilador

  • Ya son 40 los municipios de la provincia que se han adherido a la campaña “Mercados de Barcelona cardioprotegidos”, que forma parte del proyecto científico “Barcelona, territorio cardioprotegido”, impulsado por la entidad benéfica con el apoyo de la Obra Social “la Caixa”

3 de julio de 2019. El mercado central de Parets del Vallès forma ya parte de la extensa red de instalaciones de estas características que disponen de un desfibrilador portátil de última generación cedido por la Fundació Barcelona Salut en el marco de la campaña “Mercados de Barcelona cardioprotegidos”. En este caso se trata del central de Parets, único de carácter permanente que existe en esta localidad. Este dispositivo se ha ubicado en el hall de entrada en un lugar de máxima visibilidad y accesibilidad a fin de que cualquier ciudadano pueda utilizarlo en caso de producirse una emergencia cardíaca, tanto en las instalaciones comerciales del interior del mercado como en los alrededores.

El dispositivo se ha instalado en el hall de entrada, en un lugar de máxima visibilidad y accesibilidad

Tras el acto de cesión de este moderno desfibrilador, responsables de la Fundació Barcelona Salut, acompañados de representantes de la Obra Social “la Caixa”, han realizado un taller informativo sobre Soporte Vital Básico (SVB) y uso de desfibrilador al que han asistido comerciantes, personal del mercado y público en general.

El programa de cardioprotección de este tipo de instalaciones forma parte del proyecto científico “Barcelona, territorio cardioprotegido”, que la Fundación impulsó hace tres años en la capital catalana -con el apoyo de la Obra Social “la Caixa” y Philips- con el objetivo de convertir en espacios seguros lugares especialmente concurridos de la ciudad, como mercados, farmacias, estaciones de Metro, instalaciones deportivas o dependencias policiales.

En 2018, Barcelona Salut llegó a un acuerdo con la Diputación de Barcelona para extender la cardioprotección a todos los mercados municipales de la provincia, en una iniciativa que cuenta con la colaboración de las administraciones locales, el Departament de Salut de la Generalitat, el SEM y diferentes colectivos profesionales, como el Col·legi de Farmacèutics de Barcelona i l’Associació de Farmàcies de Barcelona.

Hasta el momento, la Fundació ha colaborado con 40 ayuntamientos de la provincia y ya se han instalado 80 desfibriladores en los mercados municipales de localidades como L’Hospitalet de Llobregat, Esplugues de Llobregat, Cornellà de Llobregat, Sant Boi, Sant Joan Despí, Arenys de Mar, Malgrat de Mar, Sant Andreu de la Barca, Granollers, Badia del Vallès, Sant Cugat del Vallès, Sabadell, Sitges, Sant Pere de Ribes o Vilafranca del Penedès.

Muertes por enfermedad cardiovascular en Cataluña

En Cataluña, una de cada cuatro personas muere a causa de una enfermedad cardiovascular. La muerte súbita, que puede afectar a todo el mundo y a cualquier edad, teniendo especial incidencia en la mujer, causa cada año más de 3.000 muertes en Cataluña. Una cifra diecinueve veces superior a las muertes producidas por accidente de circulación.

Un porcentaje importante de las personas afectadas por un incidente cardiovascular fallece a causa de la fibrilación ventricular antes de poder ser atendido en el hospital, de modo que es vital que los desfibriladores portátiles se encuentren tan accesibles como sea posible. Una de las grandes ventajas de los Desfibriladores Externos Automatizados (DEA) es que sólo actúan en caso de necesidad -el dispositivo es quien toma la “decisión” de efectuar o no la descarga eléctrica-, lo que permite que cualquier ciudadano pueda utilizarlo sin riesgos aun sin disponer de conocimientos sanitarios.