Siguiendo los designios de la inspiración europea, en 2012 se creó el Premio Europeo a la Excelencia con carácter anual que otorga la Fundación de Fomento Europeo, entidad vinculada al consejo de Europa.

Para la edición de 2017, que recoge las actividades realizadas el año anterior, las diferentes personalidades y entidades integrantes de este foro europeo han propuesto a Barcelona Salud candidata a este importante galardón que se entregará en octubre próximo en la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo.

Este premio distingue a las entidades que han promovido los valores sociales, han contribuido un mayor  acercamiento e integración de  todos los pueblos, culturas y  etnias de Europa; han fomentado el intercambio y el conocimiento mutuo entre estos, sus culturas y  sus costumbres; así como la promoción de actividades en el ámbito científico con una clara vocación pública en los diferentes campos, especialmente en el de la salud colectiva.

En este sentido, la Asociación Barcelona Salud viene impulsando desde hace años el proyecto “Cataluña, territorio cardioprotegido” en colaboración con el Gobierno de España, gobiernos autonómicos, ayuntamientos y diferentes colectivos profesionales, con el objetivo de situar nuestro país a la cabeza de la cardioprotección pública mediante la instalación de desfibriladores portátiles a disposición de cualquier ciudadano. Así esta campaña, que tiene la consideración de proyecto científico, ha promovido la instalación de desfibriladores en estaciones de metro, mercados municipales, instalaciones deportivas y culturales, farmacias, instalaciones policiales, etc.

El Premio Europeo a la Excelencia se concedió en anteriores ocasiones a Schengen Peace Foundation de Luxemburgo, por su gran contribución al valor de la paz en el mundo; a La Courtoisie Française de París, por su trabajo en favor de la cultura y de la beneficencia; a la Asociación Española Contra el Cáncer, por su efectivo apoyo médico, humano y psicológico a los enfermos; y a la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén, por sus valores de tradición, caballerosidad y beneficencia.