El 14 de julio se inció la formación de más de 120 profesionales del taxi en Madrid y Barcelona en técnicas de soporte vital básico (SVB) y uso de desfibrilador portátil para aquellos taxistas que participarán en la prueba piloto “taxi cardioprotegido” que impulsa Barcelona Salut y los ayuntamientos de Madrid y Barcelona junto a las asociaciones y patronales del taxi. Esta prueba piloto se iniciará en noviembre en 50 vehículos en cada capital durante un periodo entre uno y dos años para extenderse posteriormente a más taxis y a otras capitales españolas. Este proyecto cuenta con Telefónica como socio tecnológico.

Representantes municipales y de las asociaciones y patronales del Taxi.