Diego Palao, psiquiatra, profesor titular de la UAB y miembro fundador de Barcelona Salut

Nadie se salva de los efectos de la pandemia en la salud mental. El director de Salud Mental del Hospital Parc Taulí de Sabadell, experto en prevención del suicidio y miembro promotor de Barcelona Salut Fundació, Diego Palao (Yecla, Murcia, 58 años) alerta de que en los adultos se han disparado la ansiedad y la depresión y en los adolescentes, las tentativas de suicidio. El Código Riesgo Suicidio de Cataluña reportó en febrero un aumento de las tentativas en menores del 81% con respecto al mismo período de 2020 – 122 casos frente a 200 – asegura Palao.

Pregunta. ¿Qué ha significado la pandemia para las personas con trastornos mentales?

Respuesta. El aislamiento social es un factor que puede agravar problemas y provocar descompensaciones. En la primera ola parece que no se notaba un incremento del estrés, pero a partir de la segunda, este aislamiento ha generado recaídas más graves.

  1. ¿Qué ha pasado, en concreto, con los pacientes menores? R. En la primera fase hubo una disminución de las consultas graves, pero con la vuelta al colegio los chicos se enfrentan a las situaciones de estrés, rendir en los estudios y aprobar, sin ningún elemento de compensación. No hay ocio, las relaciones sociales están reducidas al mínimo. No hay una válvula de escape. Están encerrados en casa y allí puede haber situaciones de tensión porque hay hogares que están sufriendo una debacle económica brutal. Esto supone que el balance de tensión y equilibrio se decante hacia la descompensación y el estrés. Hemos visto un incremento considerable de las tentativas de suicidio en adolescentes, a partir de los 14 años. En lo que va de año, en Cataluña se han incrementado un 65%. Y en adultos ha habido una reducción del 13%.
  2. ¿Es solo por la pandemia o hay más elementos que influyen? R. Hay que apelar a padres y educadores a que estén alerta: hay cambios de conducta, disruptivas, agresivas o de aislamiento. Hay que hablar y escuchar porque puede ser una manifestación de la frustración. Los adolescentes hacen tentativas como respuesta a situaciones estresantes que viven de forma dramática.
  3. La Sociedad Española de Psiquiatría alerta de más trastornos de la conducta alimentaria (TCA).
  4. En chicas han aumentado de forma exponencial. La situación de estrés afecta más a las personas con TCA, con pérdidas de peso, conductas bulímicas

Por otra parte, las dificultades económicas han provocado que casos que antes se atendían en la red privada vengan más a la pública.

  1. ¿Cuál es el impacto de la pandemia en los adultos?
  2. Ha habido un incremento de casi el 20% de los trastornos de ansiedad y depresión. A los pacientes más graves, con trastornos psicóticos o bipolares, el aislamiento les ha provocado un aumento del estrés. Hay más riesgo de descompensación y eso nos obliga a los servicios a ser más accesibles y proactivos.
  3. Muchas visitas han sido telemáticas. ¿Esto podrá pasar factura a los pacientes?
  4. La consulta telefónica no puede sustituir una visita clínica porque no consigues un grado de comunicación alto. Sí se consigue, en cambio, con la videoconsulta.
  5. ¿Le preocupa lo que está por venir?
  6. Sí. Precisamente, hemos intentado mantener la accesibilidad para prevenir descompensaciones y que nos viéramos desbordados. Hay una tormenta perfecta para que aumente el riesgo de suicidio:lo que se avecina es mucho peor que lo que vivimos en la crisis financiera porque, entonces, la gente tenía una vida normal. Ahora tienes la situación de aislamiento, la dificultad de acceder a servicios, el impacto económico. Todo esto en los más vulnerables va a ser una hecatombe. Tenemos que estar alarmados y preparados porque el impacto mental puede ser tremendo.