Imagen metaslider 2
DSC_0817
Imagen metaslider 8
Imagen metaslider 4
Imagen metaslider 5
Cambra
carrusel 04
3
slider 06
005
slideresp05.jpg
Slider 2
Foto Esteller
03
carrusel 03
02
Muñeco slider
05
01
Dr. Kulisevsky
Doctor Prat
banner eyspain
Foto acuerdo
o1
1
Doctor Palao
carrusel
Sin título-2
esp 3
bcnyesp
2
slider 10
004
slider 01
slider 04
slider 02
slider 03
corazón
Hospital 1
Cesta 1
slider 07
slider 08
slider 09
slider 11
slider2
slider 13
slidertres01
platitos
sliderfarmacia.jpg
Ajos 1
manzanas1
sliderdesfi
sliderverdura
0056
0023
Foto Castells
carrusel 06
tarros2
03
04
Recortada Carmona
verdurita
002
slidertres02
Mercado de Parets
carrusel 05
Medalla recortada
Fotorecortada2
Carrousel 1
Carrousel 2
Carrousel 3
Carrousel 4
Carrousel 5
Carrousel 6
Carrousel 7
Carrousel 8
Carrousel 9
Carrousel 11
Carrousel 12
Carrousel 14
Carrousel 17
Carrousel 19
Carrousel 20
Imagen metaslider 6
carrusel 01
carrusel 02
001
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow

Por Ángeles Florez, jefa del servicio de Dermatología del Complejo Hospitalario de Pontevedra y miembro de Barcelona Salut Fundació.

Cuando entramos en mayo y, pese a las medidas de confinamiento que se van suavizando, aun con la incógnita de si podremos pisar la playa este verano, conviene recordar unas pautas saludables para la toma de sol, sea en la terraza de la casa, en un paseo de descofinamiento o en cualquier circunstancia en que nos encontremos con el sol.

A lo largo de las últimas décadas se han puesto en marcha muchas iniciativas encaminadas a educar a la población en una exposición solar saludable poniendo el foco en evitar la quemadura solar. Este es un tema muy relevante con implicaciones en salud pública. La radiación ultravioleta es un carcinógeno reconocido y factor de riesgo principal para el cáncer cutáneo, neoplasia muy incidente y prevalente en las poblaciones de piel blanca. Pero, ¿puede el uso de fotoprotectores impactar negativamente en los niveles de vitamina D activa necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo humano?

La vía principal para la formación de vitamina D activa se inicia en la piel y es dependiente de UVB (radiación ultravioleta B). El evento inicial del proceso es la isomerización del cromóforo epidérmico (una molécula que absorbe la UVB) 7-dehidrocolesterol en pre-vitamina D3, que se convierte térmicamente en colecalciferol (vitamina D3). La vitamina D también puede ser obtenida mediante suplementación oral y a partir de ciertos alimentos, fundamentalmente de origen animal, como pescados grasos. Sin embargo, el aporte que proporciona la dieta es bajo.

Con la intención de abordar este tema de forma rigurosa Passeron T, Bouillon R, Callender V y colaboradores, han publicado recientemente en el British Journal of Dermatology un artículo de revisión que merece la pena ser difundido:

Sunscreen photoprotection and vitamin D status.

Passeron T, Bouillon R, Callender V, Cestari T, Diepgen TL, Green AC, van der Pols JC, Bernard BA, Ly F, Bernerd F, Marrot L, Nielsen M, Verschoore M, Jablonski NG, Young AR.

Br J Dermatol. 2019 Nov;181(5):916-931. doi: 10.1111/bjd.17992. Epub 2019 Jul 15.PMID: 31069788. Review.

El objetivo es revisar la evidencia publicada para alcanzar un consenso sobre la influencia de los fotoprotectores solares en el estado de la vitamina D, considerando otros factores relevantes. Para ello un panel internacional de 13 expertos en endocrinología, dermatología, fotobiología, epidemiología y antropología biológica revisó la literatura y discutió la evidencia. Se examinaron los métodos de evaluación y los factores determinantes del estado de la vitamina D y las perspectivas de salud pública y se evaluaron las consecuencias de la exposición al sol y los efectos de la fotoprotección.

Los autores concluyen que el uso de protector solar para la fotoprotección diaria y recreativa en poblaciones sanas no compromete la síntesis de vitamina D, incluso cuando se aplica en condiciones óptimas. Es interesante destacar que la pre-vitamina D3 aumenta linealmente en función del tiempo de exposición a la radiación ultravioleta durante un período de unos 30 minutos y que se alcanzan niveles adecuados con exposiciones suberitema (antes de que la piel se enrojezca) en un área de superficie cutánea relativamente pequeña. Teniendo en cuenta qué durante la época estival en el área mediterránea, en las horas centrales del día, la quemadura solar puede ocurrir con menos de media hora de exposición directa a la luz solar, la recomendación es ¡exponerse siempre al sol de forma saludable!