Imagen metaslider 2
DSC_0817
Imagen metaslider 8
Imagen metaslider 4
Imagen metaslider 5
Cambra
carrusel 04
3
slider 06
005
slideresp05.jpg
Slider 2
Foto Esteller
03
carrusel 03
02
Muñeco slider
05
01
Dr. Kulisevsky
Doctor Prat
banner eyspain
Foto acuerdo
o1
1
Doctor Palao
carrusel
Sin título-2
esp 3
bcnyesp
2
slider 10
004
slider 01
slider 04
slider 02
slider 03
corazón
Hospital 1
Cesta 1
slider 07
slider 08
slider 09
slider 11
slider2
slider 13
slidertres01
platitos
sliderfarmacia.jpg
Ajos 1
manzanas1
sliderdesfi
sliderverdura
0056
0023
Foto Castells
carrusel 06
tarros2
03
04
Recortada Carmona
verdurita
002
slidertres02
Mercado de Parets
carrusel 05
Medalla recortada
Fotorecortada2
Carrousel 1
Carrousel 2
Carrousel 3
Carrousel 4
Carrousel 5
Carrousel 6
Carrousel 7
Carrousel 8
Carrousel 9
Carrousel 11
Carrousel 12
Carrousel 14
Carrousel 17
Carrousel 19
Carrousel 20
Imagen metaslider 6
carrusel 01
carrusel 02
001
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Manel Esteller.

El investigador sugiere que se puede usar inmunoterapia contra el coronavirus del covid-19.

El director del Instituto de Investigación Josep Carreras y miembro de Barcelona Salut Fundació, Manel Esteller, ha afirmado que es importante investigar el coronavirus, pero que a la vez “hay que pensar en el próximo virus, de aquí a 4 o 5 años”. El también catedrático de genética de la Universitat de Barcelona (UB) investiga si existe predisposición genética a padecerlo o a que sea más grave.

“Estoy seguro de que ahora ya hay un chico o una chica en un instituto del mundo que será quizás el próximo científico que se involucrará en la próxima pandemia, de aquí a 4 o 5 años, pero para ello esta persona debe tener los medios para poder estudiar y que los laboratorios puedan investigar”, ha asegurado Esteller. “La investigación será la que nos sacará de este tipo de crisis sanitarias”.

Esteller ha hecho un llamamiento tanto a las administraciones públicas como a los inversores privados para que dediquen más dotaciones económicas a la investigación: “El esfuerzo público y privado combinado es importante para resolver problemas de salud”.

También ha remarcado que, a parte de la investigación, es fundamental la prevención y también medidas de higiene, porque, ha dicho, “la mejor enfermedad es la que no aparece y por eso hay que evitar mercados de animales vivos con proximidad humana”.  Y ha negado que el coronavirus tuviese el origen en un laboratorio: “Los datos científicos dicen que es altamente improbable”.

Predisposición genética

Esteller ha informado de que una de las investigaciones en la que está inmerso es ver si hay marcas o cambios de secuencia en el material genético que hacen que seas más o menos sensible o propensa a tener la infección. Estos factores de predisposición y sensibilidad del virus se investigan utilizando herramientas genómicas y también mucha bioinformática, así como ayudando a los expertos que están efectuando diagnósticos y tratamientos aportando técnicas complementarias a las existentes.

También ha declarado que están investigando la destrucción del virus en superficies sólidas, lo que permitiría esterilizar las mascarillas y reciclarlas para su reutilización.

Propuesta de inmunoterapia

Ha avanzado, a la vez, que desde la Fundación Josep Carreras quieren impulsar una campaña para analizar la relación entre la COVID-19, la leucemia, el linfoma y la inmunoterapia: “¿Por qué no utilizar fármacos de inmunoterapia para el coronavirus?”.

Ha querido agradecer también la “generosidad de muchos investigadores de muchos campos que están intentando ayudar en el área de investigación del coronavirus”, y ha afirmado que desea que el año que viene haya una vacuna o vacunas, pero ha admitido no tener esta certeza.