Jaime del Barrio, Fundació Barcelona Salut

En los últimos años, el mundo ha vivido una profunda y rápida transformación. “Vivimos en un mundo digital y tecnológica y pero el entorno de la salud no ha seguido el mismo ritmo”. Es la impresión de Jaime del Barrio, senior advisor de Life Sciences y Healthcare de la consultora Ernest &Young, que recuerda en una entrevista con GACETA MÉDICA, que el paciente y el profesional tienen que estar aquí, y que se ha de facilitar el cambio. Para ello, los agentes del sector cuentan con el apoyo de esta compañía, que proporciona su orientación en este tipo de proyectos y otras muchas áreas.

Del Barrio asegura que resulta llamativo que el sector salud en general esté muy por detrás de otros sectores como la banca o el gran consumo que hace años que emprendieron camino en la digitalización. Sorprende, añade, la resistencia al cambio en este sector “que siempre ha sido muy innovador”.

En ese sentido, explica, “tenemos un gran déficit, que es la necesidad de formación y de información”. Por un lado, subraya que se siguen formando profesionales en la universidad en conceptos de otras épocas, cuando el mundo actual demanda otro tipo de capacidades y habilidades. “Hemos pasado de tener productos y medicamentos a disponer de servicios y soluciones en un mundo en el que el paciente tiene una necesidad, formula una pregunta y quiere tener respuestas. Ahí es donde tenemos que estar los profesionales”, indica.

Transformación estructural

El experto asegura que a pesar de la resistencia al cambio, es necesario afrontar un cambio estructural. “Si queremos seguir prestando cobertura universal con calidad y equidad en el acceso y contar con financiación para incorporar nuevas soluciones no podemos seguir haciendo lo mismo”, continúa. Además, añade que aunque en petit comité las entidades sanitarias lo reconocen, la realidad es que los mimbres con los que se trabaja en el día a día dificultan el cambio.
Al mismo tiempo, recuerda que son las autoridades sanitarias las que tendrían que liderarlo, y no las propias tecnologías, y que la transformación que también debe partir de los profesionales.

Del Barrio aporta su experiencia en gestión y el sector sanitario a EY desde hace cuatro años. La compañía está presente en más de 25 países, y medio millar de profesionales trabajan en el área de salud, en temas de consultoría, auditoría, transacciones y aspectos éticos y legales. Una de sus fortalezas, destaca, es que se trata de una empresa global y muchos cambios que proponen están validados en otros países.

La consultora desarrolla proyectos dirigidos a ayudar a las autoridades sanitarias, profesionales y pacientes en la sostenibilidad del sistema, explica. Una primera línea de trabajo son los proyectos dirigidos a acompañar la reforma sanitaria que plantean las autoridades, junto a iniciativas ligadas al aumento progresivo de la patología crónica que exige nuevos modelos organizativos.

Además, trabajan en la internalización de productos servicios y soluciones de empresas farmacéuticas, tecnología sanitaria o biotecnológicas que aspiran a tener presencia en el sistema sanitario.

Otra línea esencial pasa por incorporar soluciones digitales al sistema sanitario. Se trata de un proceso complejo, añade, que implica cambios en el conocimiento, contacto con los profesionales e interconectar soluciones con los problemas que tienen los pacientes.

Además, cuentan con proyectos dirigidos en big data y gestión de datos, así como un área de trabajo específica en medicina de precisión. De igual modo, trabajan en modelos innovadores de financiación de medicamentos revolucionarios ligados a los avances de la genómica. Para finalizar, la octava línea de trabajo se enfoca en la llegada de agentes tecnológicos (Google, Amazon, etc.) que están entrando en el mundo de la salud con grandes inversiones.