Varias farmacias de Castellón se han integrado en el proyecto científico “España, territorio cardioprotegido” que impulsa Barcelona Salud. El último establecimiento en el que se ha situado un desfibrilador de última generación es el que corresponde a la farmacia Perpiñan de Villareal. Este establecimiento pertenece a la red de Fedefarma, una de las principales cooperativas farmacéuticas con más de 3.000 socios. En esta acción participan también farmacéuticas Cinfa, Esteve y Kern Pharma.