Imagen metaslider 2
DSC_0817
Imagen metaslider 8
Imagen metaslider 4
Imagen metaslider 5
Cambra
carrusel 04
3
slider 06
005
slideresp05.jpg
Slider 2
Foto Esteller
03
carrusel 03
02
Muñeco slider
05
01
Dr. Kulisevsky
Doctor Prat
banner eyspain
Foto acuerdo
o1
1
Doctor Palao
carrusel
Sin título-2
esp 3
bcnyesp
2
slider 10
004
slider 01
slider 04
slider 02
slider 03
corazón
Hospital 1
Cesta 1
slider 07
slider 08
slider 09
slider 11
slider2
slider 13
slidertres01
platitos
sliderfarmacia.jpg
Ajos 1
manzanas1
sliderdesfi
sliderverdura
0056
0023
Foto Castells
carrusel 06
tarros2
03
04
Recortada Carmona
verdurita
002
slidertres02
Mercado de Parets
carrusel 05
Medalla recortada
Fotorecortada2
Carrousel 1
Carrousel 2
Carrousel 3
Carrousel 4
Carrousel 5
Carrousel 6
Carrousel 7
Carrousel 8
Carrousel 9
Carrousel 11
Carrousel 12
Carrousel 14
Carrousel 17
Carrousel 19
Carrousel 20
Imagen metaslider 6
carrusel 01
carrusel 02
001
previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow

Las células de un tumor emplean la fuerza y actividad de unas células sanas y muy frecuentes llamadas fibroblastos para escapar, diseminarse y promover la metástasis en otros tejidos. “Como si fuera una locomotora y los vagones de un tren, las células cancerosas se enganchan a ellas para abrirse paso”, resume gráficamente Xavier Trepat, miembro fundador de Barcelona Salut e investigador del Institut de Bioenginyeria de Catalunya (IBEC).

Trepat y su equipo han descubierto que dos proteínas presentes en las células tumorales y en los fibroblastos se unen mediante una fuerza física -como si se tratara de un gancho- y dan inicio a la diseminación. “Nada se escapa del tumor hasta que el fibroblasto logra el contacto físico”, añade.

La investigación abre por tanto una vía muy prometedora: si se logra bloquear el proceso de unión mediante fármacos, se bloquea la metástasis. Tanto es así que el equipo ya está trabajando con la farmacéutica Ferrer, miembro del consejo económico de Barcelona Salut, y la ‘biotec’ Mind the Byte para diseñar inhibidores del proceso. “Creemos que es un proceso común en muchos tipos de metástasis”, explica Trepat.