Aproximadamente un 10% de los visitantes a la carpa instalada por Barcelona Salud en el Arc del Triomf con ocasión del Congreso Europeo de Cardiología ESC 2017 midieron sus factores de riesgo cardiovascular, una de las actividades que se realizaban en dicho espacio. En total fueron 279 personas que tuvieron ocasión de conocer mediante un avanzado programa informático y en base a unos controles de glucosa, colesterol y presión arterial, su riesgo cardiovascular.

Ésta junto a talleres de RCP y uso de desfibrilador portátil, cursos de cocina saludable y barra de zumos naturales, clases de zumba y flashmob fueron el conjunto de actividades organizadas entre el 26 y el 30 de agosto.

Por segunda vez el principal congreso mundial de cardiología se celebraba en Barcelona con asistencia de 31.640 especialistas que debatieron los principales avances de esta materia en los cuatro días de celebración de esta importante cita médica. Estas actividades complementarias organizadas por la Sociedad Europea de Cardiología y Barcelona Salud, contribuyeron a sensibilizar al público sobre la importancia de la prevención y el control de los factores de riesgo cardiovascular. Estos accidentes son la primera causa de muerte en España pues cada año se producen unos 225.000 de los que fallecen 30.000 por parada cardiorespiratoria. Si al lado de cada extintor hubiera un desfibrilador, podrían salvarse 4.500 vidas al año. De hecho, en España apenas sobrevive el 5% de las personas que han sufrido un paro cardiaco, mientras que en EE.UU. el porcentaje aumenta hasta un 50% precisamente por la amplia red de desfibriladores.